Éxito de ventas

El mundo está inundado de información sobre herramientas de venta, es decir, artículos, libros, software, etc.
Pero todas estas herramientas juntas son insignificantes si carece de las actitudes intelectuales y emocionales para generar realmente éxito en las ventas.

Aquí hay algunas sugerencias que necesita evaluar y desarrollar:

1) Paciencia

Si tiene paciencia, dejará que el cliente tome decisiones a su ritmo. Si no tiene paciencia, se sentirá frustrado, si las cosas no
Camine de la manera que le gustaría que fuera. Los clientes sentirán su frustración y dudarán en comprar.

2) Compromiso

Si está verdaderamente comprometido con el éxito del cliente y con el suyo propio, hará todo lo que sea necesario (dentro de los aspectos legales y éticos) para
que el trato está cerrado. Eliminarás todos los pensamientos que te hagan renunciar a la oportunidad. Si hay una falta de compromiso, no podrá realizar un seguimiento del proceso de ventas y “dejará caer el volante” en el peor momento posible.

3) Entusiasmo

El entusiasmo es contagioso; Si es un entusiasta de su empresa, sus productos y servicios, sus clientes captarán su entusiasmo y creerán en su capacidad para ayudarlos. Si no hay entusiasmo, se sentirá como si estuviera rodeado de interminables rechazos y objeciones.

4) Curiosidad

La curiosidad es fundamental para crecer, y si estás creciendo como persona y como profesional, pasarás un tiempo, todos los días, aprendiendo algunos
cosas nuevas para servir mejor a sus clientes. Estarás atento a noticias de periódicos, revistas especializadas, hablar con tus compañeros, etc. Si no está creciendo, sus ideas envejecerán, su carrera languidecerá y su capacidad para competir se desgastará lentamente.

5) Coraje

Si te atreves, tomarás los riesgos necesarios para que crezcas y expandas tu negocio en nuevas áreas, aunque tengas que enfrentar tiempos difíciles en una economía inestable. Verá los contratiempos como oportunidades de aprendizaje en lugar de signos de fracaso. Pero cuando te falte el coraje, sentirás un escalofrío en la columna vertebral, cuando las cosas se pongan raras y cuando los pequeños fracasos se vuelvan grandes.

6) Integridad

Si eres recto, no hay desconexión entre tu propósito establecido y tus motivaciones reales. Esto es cierto, porque no hay agendas ocultas y los clientes perciben honestidad, confianza y se sienten cómodos trabajando contigo. Si falta integridad, los clientes tendrán una percepción negativa de que algo no va bien y la tendencia es que no le comprarán.

7) Flexibilidad

La vida está llena de cambios; nada permanece igual. Si es flexible, podrá ver qué funciona o no, y puede cambiar su enfoque.
para hacer frente a circunstancias cambiantes. Si no es flexible, puede depender de estrategias y tácticas que el tiempo ha superado.

Este texto se basa en una entrevista concedida por Jeff Keller,
Autor del libro “La actitud lo es todo”.